Sorteo Recetas para un aislamiento, de José Antonio de Andrés Gastón “Chef Toni”

¡Gran sorteo arcano de Navidad!
18 diciembre, 2020
Sorteo Totobol el caracol volador, de Saray Santiago y Cosmin F. Stircescu
15 enero, 2021
Mostrar todo

Sorteo Recetas para un aislamiento, de José Antonio de Andrés Gastón “Chef Toni”

sorteo Recetas para un aislamiento

Participa en el sorteo y gana un ejemplar de Recetas para un aislamiento, un libro de cocina diferente, lleno de sentimientos y recetas deliciosas y muy sencillas de hacer

¿Te gustaría ganar un ejemplar de Recetas para un aislamiento? ¡Pues vamos con el primer sorteo de este 2021! El primero de muchos.

Para entrar en el sorteo de este precioso libro solo tienes que dejar un comentario en esta misma entrada y decir que quieres participar. El próximo viernes 15 de enero diremos el ganador o ganadora en las redes sociales de Ediciones Arcanas (FacebookInstagram y Twitter). Por lo tanto ¡asegúrate de seguirnos si no lo haces ya! 

No te preocupes si tu comentario no aparece de inmediato. Por motivos de seguridad y para evitar el spam (¡el monstruoso y terrorífico spam nos bombardea!), todos los comentarios son revisados por nuestro administrador. ¡Muchísima suerte a todos los participantes!

sorteo Recetas para un aislamiento

Más información sobre Recetas para un aislamiento

Entrevista José Antonio de Andrés Gastón “Chef Toni”

P. Este libro es muy especial por todo lo que hay detrás y por el momento tan complicado en el que fue cobrando vida. Cuéntales a los lectores cómo surgió y qué lo inspiró.

R. Al cuarto día del confinamiento por la alarma sanitaria, tras declararse el estado de pandemia por el covid-19, comprendí que muchos de mis amigos y familiares estaban, o aburriéndose, o sin saber qué hacer; y algunos ya cansados del encierro y de no hacer nada más que oír malas noticias. Esas circunstancias y mi afición a la cocina, de la que creo que algo he aprendido estos últimos años de jubilado (como veréis en el libro), me hizo querer aportar algo positivo e incluso terapéutico para esos amigos y familiares. Al principio, fueron once la personas que recibieron mis primeras propuestas. «Y todo empezó con un bizcocho de chocolate…».

¿Qué propuestas? Hacer de cocinitas; sí, comenzar a cocinar y relajarse haciendo lo que, por cierto, ninguno de ellos hacía habitualmente. Por eso comencé a mandarles una receta cada día, pero tenía que ser una hecha por mí el día anterior, en mi cocina y con lo que tenía en la despensa o lo que podía conseguir en esas circunstancias tan complejas como fueron las del confinamiento.

Rápidamente, se fueron sumando amigos que se enteraban por otros amigos y, lo que comenzó con once wasaps, a las cuatro semanas se convirtió en doscientos noventa divididos en cinco grandes grupos. Cada madrugada de cada día, de todo lo que duró el confinamiento, envié una receta. Hasta el uno de junio, cuando comenzaron las fases de desescalada y creí conveniente no seguir distrayendo a mis amigos y familiares de la vuelta a una «nueva normalidad».

P. Háblanos un poco de tu experiencia en la escuela de cocina Hofmann.

R. Como leeréis en el libro, soy médico; ¡bendita profesión!, con la que fui feliz y, creo, obtuve muchas satisfacciones personales. No obstante, mi gran afición a la cocina, pasión sin duda hoy ya jubilado, me surge con mi interés en la cocina francesa y la lectura de los libros de los grandes maestros de lo que se llamó la nouvelle cusine francesa: Paul Bocuse, Pierre Troisgros, Jöel Rebuchon… Una cocina de altísima calidad que requiere de gran habilidad y conocimientos, pero casi denostada en nuestro país en favor de una cocina fusión, más estética, más sofisticada, pero también mucho más artificial.

Como no soy chef profesional, ni lo pretendo en absoluto, me puedo permitir la licencia de dar mi opinión con absoluta libertad, eso me hace, no solo libre, sino también sincero conmigo mismo. Por ser fiel a mis principios, quiero recordar también a los que reconozco por su maestría y tradición de nuestra gran cocina española: Martin Berasategui, J. Mari Arzak, Santi Santamaria, Carmen Ruscalleda, Juan Roca…

Está claro que hoy la gran cocina requiere, y utiliza con gran éxito, de alta tecnología, que suple el concepto tiempo de cocinado por métodos eficaces y también muy útiles, pero eso no quita que la gran cocina de siempre, realizada con ese mimo y esa habilidad que tenían los clásicos, manejando el tiempo como elemento fundamental, dio y seguirá dando magníficos resultados en el arte de cocinar y en el deseo de comer de forma excelente. Naturalmente que las técnicas modernas y, sobre todo, los emplatados bellos y casi minimalistas hacen milagros, pero una cocina clásica, bien realizada, es algo insuperable, ayer, hoy y mañana.

Este es, pues, un libro de recetas de cocina, pero sencillas, realizadas con mimo en tiempos de guerra biológica, sin florituras, sin sofisticaciones; es cocina en estado puro, con unas gotas de imaginación y muchas ganas de entretener y evadir los fantasmas que nos estaban comiendo la moral y el ánimo. Por eso este libro está lleno de emociones compartidas, de sentimientos, de comentarios y de estados de ánimo. Por eso, al final, todos comprendimos que, sin haberlo querido, estas recetas nos sirvieron de terapia colectiva.

La Escuela Hofmann de Barcelona es una de las más prestigiosas de la ciudad, donde he trabajado como médico durante treinta y ocho años. Su prestigio se basa en una metodología rigurosa de lo que son las técnicas culinarias más modernas, pero sin olvidar que la cocina es tradición y, sobre todo, respeto a las reglas de la cocina de siempre, que ellos enseñan y realizan con el marchamo de la exigencia y la excelencia.

Me atrajo mucho esta escuela de alta cocina porque mantiene contactos frecuentes con grandes maestros de la cocina francesa, con los que realiza cursos monográficos frecuentes, como Alain Ducasse.

A mis sesenta y siete años, la Escuela Hofmann me canalizó mi afición por la cocina, una pasión con la que obtengo buena parte de mis satisfacciones y objetivos vitales actualmente. La escuela ha sido el revulsivo de una vida profesional plena como médico, que continúa plena, y muy intensa cocinando desde la excelencia, para mi familia y mis amigos. La Escuela Hofmann ha sido el vehículo de mis sueños.

P. En el libro hay recetas para todos los gustos y todas las ocasiones, lo que sin duda lo convierte en una gran guía culinaria para cocinillas que quieren sorprender a sus familiares y amigos con un plato riquísimo. Háblanos del contenido del libro. ¿Qué van a encontrar los lectores?

R. Lo primero que hay que contarles a los que sientan curiosidad por leer este libro es que es un libro curioso, diferente; es un libro donde se mezclan emociones y recetas, imágenes que nada tienen que ver con la cocina y frases o pensamientos especiales. Es un libro cuyo índice, peculiar en sí mismo por su formato, no se encuentra ni en el principio ni en el final del libro (para ver esta peculiar forma de orientación de las recetas hay que ir a la página 23).

En definitiva, estas recetas que nacieron sin planificar nada, casi sin pensar más que ir mandando recetas cada día a los amigos para sacarlos del tedio, el miedo, la desesperación o el aburrimiento, de un larguísimo encierro, surgió como algo espontáneo, libre, extremadamente participativo y, sobre todo, muy esperado por todos cada día.

Lo que pasó a los pocos días del inicio de la desescalada fue que decenas de las personas que habían recibido cada día una foto —unas frases de ánimo o reflexión— y una receta, resultó que querían tener todas las recetas en un recopilatorio y, o las habían ido borrando o no tuvieron la precaución de guardarlas; muchos no creyeron que finalmente esta terapia sería diaria y sin fallar un solo día. El hecho es que me pidieron fotocopias o que volviera a mandarles los archivos. Todos decían querer tener las recetas y sus comentarios en un cuadernillo que les recordara las semanas, meses vividos juntos en un confinamiento muy difícil.

Lo que pasó después es que, pensando qué hacer con tanta información, me sentí en la obligación de darles una respuesta digna a lo que sin duda es un libro de nuestras memorias, sentimientos y emociones de más de tres meses encerrados, perdidos y confusos, donde nos comunicábamos diariamente a través del wasap. Todo surgió y se hizo a través del wasap, donde circulaban cientos de comunicados diarios que, al final, fueron miles. Toda una representación de la memoria viva y perenne de lo que juntos vivieron doscientas noventa personas confinadas y condenadas a no poder ni ver a sus familias ni despedir a sus muertos.

Recomiendo comenzar la lectura de este libro por la contraportada, seguir con el prólogo y, como si fuera una novela, leerlo de corrido. Así captaréis mejor el espíritu del tomo. Luego, si os apetece hacer alguna receta, a por ella. Si yo pude hacerlas todas, cualquiera de vosotros también las podréis hacer.

Y, por cierto, veréis que no soy de los que se guardan u omiten algún dato que termina siendo clave para que las recetas resulten sabrosas. No hay ni trampas ni ganas de despistar, se trata de que cualquiera, siguiendo los pasos, pueda hacer lo mismo que yo hice en su día; sin más.

P. En Ediciones Arcanas nos gusta pensar que no solo publicamos libros, sino que cumplimos sueños. ¿Cómo ha sido tu experiencia durante todo el proceso de edición? ¿Qué es lo más satisfactorio de ver tu obra publicada, de tenerla por primera vez en tus manos?

R. Buena parte de esta información que mandé a mis contactos, la recibieron los amigos de Ediciones ARCANAS y, rápidamente, me dieron la gran alegría de que creían poder editar esta información en un libro, que es el que podéis leer y tener en vuestras manos. Es un libro magníficamente editado y presentado, que culmina un esfuerzo que fue colectivo y que forma parte de nuestra propia memoria.

El trabajo constante y extremadamente fluido con la editorial es algo que hay que dejar de manifiesto y muy claro; naturalmente, realizado de forma telemática y por teléfono, pero constante y de manera muy fluida. La distancia entre mi domicilio en Sitges y el de Ediciones Arcanas en Aguadulce (Almería) no fue un obstáculo para que, durante todos los meses de verano, nos comunicáramos con total normalidad. Pensar que todo el trabajo de edición, corrección, montaje y diseño se realizó en menos de tres meses, en pleno verano de pandemia y con restricciones importantes. Por cierto, para que a nadie se le olvide: pandemia del «año de gracia del 2020».

Gracias por todo lo mucho y bien que habéis trabajado desde Ediciones ARCANAS, gracias muy especiales a Saray Santiago F., editora y amiga, por el inmenso trabajo que habéis realizado, pero sobre todo por la enorme sensibilidad demostrada por vuestra editorial, al respetar al milímetro todo lo que fue el alma y el espíritu de estas recetas de cocina sencillas, realizadas como ya os he dicho en «tiempos de guerra».

Desde luego, como digo en el prólogo del libro, Ediciones ARCANAS me ha ayudado a que a mis casi ya setenta años pueda seguir soñando, seguir teniendo metas y seguir creyendo que la vida es un don que tenemos que saber alimentar día a día, mientras Dios así lo quiera. Gracias.

P. La última pregunta la reservamos para que los lectores te conozcan un poco mejor. Cuéntanos cuáles son tus aficiones y recomiéndanos un libro que hayas leído recientemente.

R. Mis aficiones en estos momentos son posiblemente muy sencillas, pero extremadamente importantes para mí, y que me dan toda la energía necesaria para sentirme fuerte y bien conmigo mismo:

* Mi nieto Pau (5 años).

* Mi mujer Isabel, auténtico motor de mis flaquezas.

* Mi familia, mis hijas, que adoro y que son la razón de mi ser.

* Mis amigos, los de verdad, los que te dan las fuerzas y el apoyo cuando flaqueas (y a los que, por cierto, cuido y cocino para ellos; no puedo olvidar a mis queridos Estrapalucios…).

* Me encanta ir en bicicleta (ahora ya eléctrica en parte), pasear, el cine, leer los periódicos con sosiego…

* Y, por último, me gusta, porque llena mi espíritu de paz, estar en la Jacetania, en mi Jaca del alma y contemplar con éxtasis Collarada o nuestra Peña Oroel.

Y ya que me pedís que os recomiende un libro reciente Optimismo y salud, del profesor Luis Rojas Marcos.

Recuerda participar en el sorteo de un ejemplar de Recetas para un aislamiento dejando un comentario

25 Comments

  1. Participo en este maravilloso sorteo .

  2. Josune Sánchez dice:

    Participooo

  3. John Franco dice:

    Me apunto

  4. Javier Granada dice:

    Participando ☺

  5. Participo!! Que ganas de ponerme a cocinar algo delicioso! 😋

  6. Teresa Carou Núñez dice:

    Participo! Gracias por el sorteo y Feliz año

  7. Oscar Lozano Álvarez dice:

    Participo

  8. eugenia dice:

    q regalo más estupendo para comer mejor

  9. eugenia dice:

    q regalo más estupendo para aprender a comer mejor. participo

  10. Patricia dice:

    Participo🤗

  11. Juan Ortiz Garcia dice:

    Me vendría muy bien este libro de recetas.

  12. José Martel Rodríguez dice:

    Participó, después de leer y escribir, cocinar es una de las cosas que más me gusta.

  13. Jose Antonio dice:

    Ayyyy que ricoooooo!!!! Como me gusta una receta….este libro sería la caña para poder dar el salto de cocinicas a auténtico masterchef.Yo quiero uno…..🙏🙏🙏😍😍📖
    Con este libro por fín podré conseguir la estrella Michelín de la República Independiente de mi casa, para eso solo necesito muchísima pero muchísima 🍀🍀🍀🍀
    Necesito ayuda del calvo de la lotería👏👏👏.Bueno probaremos suerte y a jugar…….Feliz finde para toda la familia lectora y nos vemos por las librerías o bibliotecas😘😘😘

    • Ediciones Arcanas dice:

      ¡Enhorabuena, José Antonio!
      Esperamos que disfrutes del premio y cocines muchas cosas ricas 😁

      Ya sabes:
      *Tienes 48 horas para reclamar tu premio, en caso de no hacerlo, se volverá a sortear el libro.
      **Debes mandarnos tus datos en un privado para el envío. Puedes hacerlo al mail: [email protected] o a través de las redes

  14. Angel Luis dice:

    Participo en el sorteo Recetas para un aislamiento Me vendrán bien Gracias

  15. Maria angeles García García dice:

    A ver si hay suerte

  16. John Franco dice:

    Participooooooo

  17. John Franco dice:

    Ojalá me toque

  18. Participo, que ganas de cocinar me entraron 😍

  19. Carlos dice:

    Participo!! Me encanta escribir y cocinar 😉✍

  20. Raquel Ruiz dice:

    Me encantaría tenerlo.
    Un saludo.

  21. Miguel dice:

    Participo en el sorteo. Me parece un libro genial.

  22. Ediciones Arcanas dice:

    📣📣¡Ya tenemos a la #ganador de «Recetas para un aislamiento», del Chef Toni (José Antonio de Andrés)
    ¡Enhorabuena, José Antonio! 😁 ¡A disfrutar!
    Y a los demás, como siempre, mil gracias por participar☺️
    Esta semana le toca a los peques, así que estad atentos al sorteo de esta tarde 😊

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Éste sitio web utiliza cookies propias y de terceros para realizar análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Para saber más sobre nuestra política de cookies, click aquí

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar