La Rosa de los Cuatro Estados, de Amador Peña Ruiz

La profecía de Dasilbur I. Seducidos por lo desconocido, de Antonio Jesús Ibáñez Barja y David Ibáñez Gallegos
8 noviembre, 2019
La semilla anticáncer, de Óscar Fernández García
30 noviembre, 2019
Mostrar todo

La Rosa de los Cuatro Estados, de Amador Peña Ruiz

Fantasía épica, compañerismo y mucha magia

«Es muy peligroso, Frodo, cruzar la puerta. Vas hacia el camino y, si no cuidas tus pasos, no sabes hacia dónde te arrastrarán».
Bilbo Bolsón (J.R.R Tolkien)

Cuando hablamos de fantasía épica lo primero que nos viene a la cabeza es un grupo de personajes que se embarcan en una aventura para salvar el mundo. En esencia, esa característica también está presente en La Rosa de los Cuatro Estados; sin embargo, es el viaje en sí lo que hace que cada historia sea única y especial, que merezca la pena ser contada y disfrutada. Y esta, sin duda lo merece.

Amador ha creado un mundo vasto, lleno de misterios y peligros. Un Viejo Elion que languidece, que se encamina, en una agonía lenta, hacia su destrucción. En ese escenario adverso, los personajes tienen mucho que ofrecer. Amador les saca partido a todos y cada uno de ellos, empezando por Lulcio, el protagonista, un adolescente que se ha criado ajeno a los peligros y la cruel realidad que existe más allá de los límites de la aldea donde vive con su madre. Un lugar oculto, que no permanecerá así durante mucho tiempo. Como no puede ser de otra manera, el destino aparta el velo de seguridad tras el que vive y, entonces, comenzará su viaje; el clásico viaje del héroe. Porque Lulcio tendrá que madurar a marchas forzadas y plantar cara a los desafíos que se le presentan, siempre respaldado por un grupo de amigos y protectores de lo más variopinto.

El último Prestél y su continuación, Lágrimas de Fuego, son dos novelas para disfrutar de principio a fin, historias para los amantes de la aventura, la magia y la fantasía clásica. Te invitamos a disfrutar de ellas en una edición de lujo que cuenta con las preciosas ilustraciones de Rafael Mateos.

Adéntrate en el Viejo Elion. Descarga ya los primeros capítulos y empieza a disfrutar de El último Prestél y Lágrimas de Fuego. No dudes en adquirir tu ejemplar en nuestra TIENDA.

Lulcio vive sumergido en una mentira piadosa. Desconoce la importancia de su apellido y el poder que fluye por sus venas; una magia ancestral que todos anhelan. Los apodados «sin almas» no dejarán de perseguirle y Arcano, un guerrero audaz y aparentemente invencible —el principal discípulo del mal— no le dará tregua hasta lograr apresarlo.

Como el último Prestél, Lulcio es el único capaz de desbancar a Aktum, un poderoso y temible hechicero que consume el Viejo Elión. Tras huir para salvar su vida junto a un grupo de amigos, el joven recorrerá sin descanso los parajes de un mundo mágico, pero condenado, con el fin de encontrar y despertar la única baza que les queda; un bien que oculta su entrelazado pasado.

Cuatro caídos. Cuatro nombres olvidados. Cuatro destinos ligados para resurgir como uno solo.

Lulcio y sus amigos han logrado rescatar a Lesmes, pero su odisea está lejos de terminar. Largo camino queda por delante antes de lograr que la rosa de las cuatro estados vuelva a brillar y que, con ella, recuperen la esperanza de acabar con la tiranía de Aktum. Por desgracia, la compañía sufre un revés y se separa. Aunque siguen caminos distintos, mantienen un objetivo común y tendrán que afrontar nuevos desafíos e imprevistos que los obligarán a luchar contra sus sentimientos más ocultos.

¿Será capaz Lulcio de cuidarse solo? ¿Podrá Delio convencer a los francos de que no son sus enemigos y deben aliarse contra Aktum? ¿Y el poderoso hechicero oscuro? La malvada Prisca no deja de envenenar su mente, pero ¿qué más lo mueve aparte de sus ansias de poder para gobernarlos a todos?

Compañerismo, venganza, amor, dolor… y mucha magia. El destino del Viejo Elion pende de un hilo. ¡Únete a la lucha!

Entrevista Amador Peña Ruiz

P. ¿Cómo te surgió la idea para escribir este libro?

R. Fue en una tarde de verano. Charlaba con un amigo mientras hacíamos deporte. No recuerdo muy bien cómo surgió, pero la conversación tomó el rumbo de la literatura, de cómo habían triunfado algunos autores fantásticos de renombre, como George RR Martin o J.K. Rowling. Siempre me ha gustado mucho el género y no sé por qué, pero le dije: Voy e escribir un libro de fantasía… Mi amigo se echó a reír, me dijo que no sería capaz y pareció que ambos nos lo habíamos tomado en broma. Pero yo seguí con la idea en mente. ¿Por qué no iba a ser capaz?

Hicimos una apuesta, algo simbólico, no mucho más que un apretón de manos, y, un mes más tarde, me desperté con una ligera idea. Recuerdo que fue un domingo de verano por la mañana cundo tomé los primeros apuntes.

P. En Ediciones Arcanas nos gusta pensar que no solo publicamos libros, sino que cumplimos sueños. ¿Cómo te sentiste cuando tuviste el libro por primera vez entre tus manos? ¿Qué es lo más satisfactorio de ver tu obra publicada?

R. Mucha ilusión, me sentí muy orgulloso de haberlo conseguido. Tenía muchas ganas de darlo a conocer. Sin duda lo más satisfactorio fue leer las primeras reseñas positivas, ver la cara de asombro de familiares y amigos tras leerlo.

P. ¿A qué personaje le tienes más cariño y por qué? ¿Cómo creaste a los protagonistas?

R. Pues quizás a Lizauro, por esa lucha interior que arrastra desde su pasado; esa carga que él solo se echa a la espalda, y porque es la viva imagen de que las apariencias engañan. A pesar de ser el personaje más brusco y con menos tacto, a mi parecer demuestra la bondad de personas selectas y desarrolla una de las historias más sentimentales de la saga.

Para el primer elenco de protagonistas tenía muy claro cuáles serían las cualidades de cada uno, de lo contrario no había forma de poder desarrollarlos a lo largo de la historia con naturalidad. Sin embargo, al resto de personajes los fui moldeando poco a poco, lo que me hacía tener que retroceder en la historia para modificar actuaciones que desentonaban con su personalidad.

P. Cuéntanos cuáles son tus rutinas de trabajo, todo el proceso creativo a la hora de sentarte a escribir.

R. Realmente se me hace difícil tener una rutina de trabajo cuando la escritura no es mi sustento. Voy buscando momentos libres para sentarme a escribir. Y, aun así, no me garantiza que pueda aprovecharlos; puedo estar cansado o simplemente bloqueado. Sin embargo, cuando estoy en el trabajo, fuera de casa, etc., se me ocurre una idea y tengo que buscarme la vida para apuntarla: un diálogo, algún giro, un nuevo personaje o una trama paralela… En general, cualquier apunte interesante.

Respecto al proceso creativo, primero busco organizar las bases de la trama principal: cómo quiero empezar, cómo quiero desarrollar la idea y la forma en que termine… Y muy importante: debo tener claro cómo son los personajes principales. Me replanteo los capítulos, qué quiero que ocurra en cada uno de ellos, y comienzo a desarrollarlos. Normalmente, en el transcurso se me ocurren ideas nuevas para capítulos posteriores. Comienzan a nacer tramas paralelas, nuevos personajes que encajarían bien en la historia… Además, siempre me gusta finalizar los capítulos con algo de misterio, hasta el punto que en algunos casos he tenido que forzar la situación. Por ejemplo, hacer desparecer a alguien, encontrar un objeto relevante, etc.  Después me obligo a unir las piezas para darle sentido y enriquecer la historia.

Con lo comentado (paciencia, ilusión y muchos retoques) he conseguido crear mis novelas.

P. La última pregunta la reservamos para que los lectores te conozcan un poco mejor. Cuéntanos cuáles son tus aficiones (películas, libros, series, deportes…) y recomiéndanos un libro que hayas leído recientemente.

R. El deporte que más me gusta es el fútbol. Antes lo practicaba, ahora prefiero verlo; sobretodo para disfrutar de mi Cádiz C.F, del que soy socio. Me gusta coger la bicicleta y me obligo a ir a correr. J También me gusta el tenis y el baloncesto, aunque en menor medida.

Me gusta la Ps4 y otro hobby al que le dedico tiempo es la acuariofilia. Tengo un acuario de 200 litros; da mucho trabajo, pero también relaja mucho.

Tanto en películas como en series y libros me gusta todo lo que engloba la fantasía, aunque últimamente no le dedico mucho tiempo. Mis últimas series son Juego de Tronos y Stranger Things. También me gustan las de terror y misterio y me encantan las películas de Marvel, pero mi favorita es y será El señor de los anillos.

Siento decir que no puedo recomendar ningún libro leído recientemente. El tiempo que le dedico a la literatura es exclusivamente a mi novela. Y, por supuesto, siempre encuentro un hueco para tomar unas cañas con los amigos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Éste sitio web utiliza cookies propias y de terceros para realizar análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Para saber más sobre nuestra política de cookies, click aquí

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar