La profecía de Dasilbur I. Seducidos por lo desconocido, de Antonio Jesús Ibáñez Barja y David Ibáñez Gallegos

Amor a destiempo, de Lourdes García Díaz
2 noviembre, 2019
La Rosa de los Cuatro Estados, de Amador Peña Ruiz
16 noviembre, 2019
Mostrar todo

La profecía de Dasilbur I. Seducidos por lo desconocido, de Antonio Jesús Ibáñez Barja y David Ibáñez Gallegos

Una aventura repleta de peligros, diversión y compañerismo

Dicen que una buena historia de fantasía comienza en una posada, nosotros decimos que da igual dónde empiece siempre y cuando consiga embarcarnos en una aventura llena de entretenimiento, misterio, acción… Con todo un mundo totalmente desconocido por explorar, Seducidos por lo desconocido nos propone un viaje en el que se embarcan tres amigos muy distintos, pero a la vez inseparables.

Gery, Yelnar y Ewis viven en La Cima del Mundo, en una ciudad construida en lo alto de una montaña tan alta que una niebla perpetua impide contemplar qué hay más abajo. Nadie ha logrado subir ni bajar; nunca. Con ese planteamiento comienza la historia, un inicio original a la par que intrigante, pues nuestros protagonistas buscarán la forma de ser los primeros en descender de la montaña y ver el mundo que la rodea. Por desgracia, no serán pocas las trabas que el destino pondrá en su camino.

Con una narración sencilla, los autores nos ofrecen la posibilidad de imaginar lugares hermosos, que desafían las leyes de la física, y nos retan a descubrir junto a los protagonistas los misterios que hay más allá de la niebla que rodea La Cima del Mundo.

Descarga ya los primeros capítulos y empieza a disfrutar del libro. No dudes en adquirir tu ejemplar en nuestra TIENDA.

El reino de Elnar se halla en la cima de una montaña majestuosa. Amparados por las nubes, sus habitantes disfrutan de un paisaje idílico, ajenos a los peligros del mundo.

Gery, Yelnar y Ewis ansían el conocimiento que Danúndia no puede darles. Nadie ha logrado la hazaña de subir o bajar de La Cima del Mundo, pero ellos, seducidos por la idea de saber qué hay más allá, buscarán la forma y provocarán un gran revuelo en el reino. El miedo a lo desconocido se enfrentará al entusiasmo del descubrimiento y cada decisión tendrá una consecuencia.

Una aventura, un mundo por explorar y tres amigos dispuestos a enfrentar cualquier peligro.

Entrevista Antonio Jesús Ibáñez Barja

P. ¿Cómo te surgió la idea para escribir este libro?

R. Realmente aquí no puedo decir gran cosa. David llegó un día y me dijo: «¿Qué te parecería escribir una novela sobre las historias y personajes que creamos cuando éramos pequeños?». La verdad es que me pareció una idea cojonuda, aunque al final realmente se ha notado mucho la madurez de los años, todo lo que se ha mantenido de esas historias no se parece en casi nada.

P. En Ediciones Arcanas nos gusta pensar que no solo publicamos libros, sino que cumplimos sueños. ¿Cómo te sentiste cuando tuviste el libro por primera vez entre tus manos? ¿Qué es lo más satisfactorio de ver tu obra publicada?

R. Pues fue una sensación muy bonita. Cuando vamos a una librería o una papelería y vemos libros no le damos nada de importancia, total «solo son libros». Pero cuando ves que uno de esos libros es tuyo y conoces todo el proceso que hay detrás para que esté en esa librería tu libro, es simplemente fascinante.

P. ¿A qué personaje le tienes más cariño y por qué? ¿Cómo creaste a los protagonistas?

R. Esta es una pregunta muy difícil porque muchos de los personajes (incluso los que no salen en este libro) tienen mucho trabajo detrás, muchas horas pensando en ellos. Sobre este libro estoy muy contento con el resultado de los tres amigos, he disfrutado y me he reído muchísimo leyendo y releyendo sus conversaciones y creando sus historias. Pero si tuviera que elegir los personajes que más cariño me provocan son Dunersain, Saelys y Nerahir. Estos tres personajes son los que más han mantenido su esencia de las historias que creamos cuando éramos pequeños (aunque Saelys se llamaba por aquellos entonces Sarah). 

P. Cuéntanos cuáles son tus rutinas de trabajo, todo el proceso creativo a la hora de sentarte a escribir.

R. No tengo una rutina de trabajo fija, muchas cosas se me ocurren durante otras tareas. Tengo la costumbre de pasear a menudo y es sin duda cuando más cosas me vienen a la cabeza. Me he dado cuenta que este trabajo tiene una cosa en común con la informática, nunca descansas realmente, pues todo está en la cabeza y las ideas y soluciones te vienen cuando menos te lo esperas; momento en el que tengo que sacar corriendo el móvil para apuntar como buenamente pueda lo que se me ha ocurrido. Lo bueno es que para mí esto no es un trabajo a la antigua usanza porque me lo paso bastante bien cuando «trabajo» en esto. Lo más problemático es el tema de compaginarlo con mi trabajo, pues este me absorbe muchas horas del día, dejándome actualmente poco tiempo.

P. La última pregunta la reservamos para que los lectores te conozcan un poco mejor. Cuéntanos cuáles son tus aficiones (películas, libros, series, deportes…) y recomiéndanos un libro que hayas leído recientemente.

R. Soy una persona muy sencilla, para mí una simple tarde en la que David y yo estamos solo hablando puede ser súper emocionante. Tengo debilidad por la fantasía medieval, de hecho, es con diferencia lo que más consumo (tanto en juegos, novelas o series). Aunque también disfruto con otros géneros de lo más variopintos. También me gusta mucho el tema de la tecnología, me apasiona la idea de ver cómo con los años ha cambiado todo tanto, haciendo nuestras vidas mucho mejor, ya sea ofreciendo más posibilidades o simplemente facilitando tareas rutinarias; aunque, irónicamente, para largas sesiones de lectura soy mucho más tradicional, me gusta más leer en papel que en dispositivos electrónicos.

Entrevista David Ibáñez Gallegos

P. ¿Cómo te surgió la idea para escribir este libro?

R. La idea me surgió a mí a raíz de que estaba escribiendo un microrrelato y me acordé de las historias que Antonio y yo nos inventábamos cuando éramos chicos y jugábamos en el campo. De modo que lo llamé y le dije: «Oye, Antonio, aprovechando que estoy escribiendo, ¿qué te parece si escribimos un libro en base a las historias que hacíamos de chicos?». De primeras le sorprendió un poco, pero acepto, lo cual no me lo esperaba, ya que pensaba que diría que no. Eso fue el principio de todo y, aunque el libro no tiene nada que ver con aquellas historias infantiles, ya que la forma que tenemos de pensar ha cambiado mucho, podríamos decir que sí que fue el origen. Incluso se mantienen cuatro personajes y algunas cosas más.

P. En Ediciones Arcanas nos gusta pensar que no solo publicamos libros, sino que cumplimos sueños. ¿Cómo te sentiste cuando tuviste el libro por primera vez entre tus manos? ¿Qué es lo más satisfactorio de ver tu obra publicada?

R. Me sentí muy raro la verdad, no podía creer lo que estaba viendo, pero al mismo tiempo era una sensación muy gratificante ver cómo algo que nos había llevado tantas horas de trabajo al fin había tomado forma. Puede parecer un poco estúpido desde fuera, no lo sé, pero mientras que todas esas historias están tan solo en un documento de texto no les das tanta importancia por así decirlo. Sin embargo, cuando ves todas esas ideas plasmadas en un libro físico es realmente reconfortante.

P. ¿A qué personaje le tienes más cariño y por qué? ¿Cómo creaste a los protagonistas?

R. Realmente no sabría por qué personaje decantarme, son muchos a los que les tengo mucho cariño y otros muchos que estoy deseando llevarlos al papel. Aun así, diría que algunos de mis favoritos podrían ser: Gery, Yelnar, Ewis, Dunersain, Saelys, Nerahir, Kahnir y Ghurag-num.

Cada protagonista es un mundo, así que la forma de crearlos también lo ha sido. Sí que es cierto que los tres amigos (Yelnar, Ewis y Gery) nacieron a la vez y nos basamos en esos grupos de amigos con quienes tienes total confianza y te sientes realmente cómodo y donde la seriedad parece no tener cabida, ya que siempre estáis bromeando o haciendo el tonto.

P. Cuéntanos cuáles son tus rutinas de trabajo, todo el proceso creativo a la hora de sentarte a escribir.

R. Esto ha ido evolucionando desde el comienzo y también ha ido por épocas en las que estábamos mucho más inspirados o motivados que otras. Aun así, podríamos decir que, a pesar de que ha sido un trabajo y esfuerzo muy duro, yo nunca lo he visto así, ya que disfrutaba haciéndolo, por lo que cualquier momento me parecía bueno para trabajar en ello, ya fuese tomando un café o estando en mi casa, en llamada con Antonio.

P. La última pregunta la reservamos para que los lectores te conozcan un poco mejor. Cuéntanos cuáles son tus aficiones (películas, libros, series, deportes…) y recomiéndanos un libro que hayas leído recientemente.

R. Me gusta salir con los amigos y desde chico me han llamado la atención todo tipo de deportes: senderismo, fútbol, tenis de mesa, bádminton, ciclismo, muay thai, etc. También me gustan las series, por encima de las películas. Algunas de las que más me han gustado son: Prison Break, The Wire, Chernobyl…

Aunque sin lugar a dudas una de las cosas que más me gusta sería la música. Disfruto con un montón de estilos de música distintos. De hecho, así como dato curioso, el 90% del tiempo que paso trabajando en el libro lo paso con música de fondo. Algunos grupos serían: Two Feet, The Neighbourhood, Dennis Lloyd, Lucky Luke…

Actualmente me encuentro leyendo un libro que me está resultando interesante (a pesar de no haberlo terminado) llamado El libro negro del emprendedor. No digas que nunca te lo advirtieron.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Éste sitio web utiliza cookies propias y de terceros para realizar análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Para saber más sobre nuestra política de cookies, click aquí

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar